Skip to content

Jazz

El jazz fue introducido en Dinamarca, en un principio, a través de los discos norteamericanos y, más tarde, con la visita de músicos y orquestas de jazz.

La primera orquesta de jazz danesa fue fundada por el saxofonista Valdemar Eiberg en 1923, y en los años siguientes aparecieron pioneros como el saxofonista Kai Ewans, el trombón Peter Rasmussen y el pianista Leo Mathisen que interpretaron y dirigieron sus orquestas durante los años treinta y cuarenta. Tanto desde un punto de vista musical como profesional, el jazz danés conoció una edad de oro durante la ocupación alemana, 1940-1945, marcada por la presencia de jóvenes y brillantes músicos como el violinista Svend Asmussen y el pianista Kjeld Bonfils. La liberación fue seguida de un brusco declive que hizo que toda la generación ya establecida pasara a un segundo plano. A partir de 1950, se introdujeron viejos y nuevos estilos, esta vez, sin embargo, a nivel de aficionados, y hubo que esperar hasta los años sesenta para que se dieran las condiciones que hicieran posible el jazz profesional.

En los años siguientes, el jazz danés se consolidó alcanzando un considerable reconocimiento en el extranjero con orquestas como la Big Band de la Radio y la New Jungle Orchestra de Pierre Dørge (conjunto nacional danés de 1993 a 1996) y músicos como el trompetista Palle Mikkelborg, el contrabajista Niels-Henning Ørsted Pedersen, el saxofonista John Tchicai y la percusionista Marilyn Mazur.

Dos locales de jazz de Copenhague, Montmartre (desde 1961) y Copenhagen Jazzhouse (desde 1991), han jugado un papel esencial en el panorama jazzístico internacional y nacional, así como el Copenhagen Jazz Festival (desde 1979). En 1986 se fundó en Copenhagen el Conservatorio de Música Rítmica.