Skip to content

Religión

Desde el punto de vista jurídico, en Dinamarca la Iglesia y la religión están reguladas por la Constitución. Sus principios generales se ciñen a la disposición que establece que la Iglesia nacional evangélica luterana danesa, como única confesión religiosa, deberá recibir apoyo por parte del Estado, así como a las disposiciones sobre la libertad religiosa, la libertad de expresión y la libertad de asociación.

El apoyo estatal es por una parte de carácter moral y político (legislación sobre días festivos y legislación eclesiástica) y por otra, de carácter económico y administrativo (contribuciones al sueldo y la pensión de los sacerdotes, recaudación del impuesto eclesiástico, administración de la Iglesia nacional por medio del Ministerio de Asuntos Eclesiásticos y administraciones de las diócesis, inspección, asistencia asesora, etc.).

Confesiones religiosas cristianas en Dinamarca

La Iglesia nacional es la confesión religiosa predominante (en 2002, constituía el 84,1% de la población). Aparte de la Iglesia nacional, existe una serie de iglesias cristianas en Dinamarca que gozan del estatuto de confesión oficialmente reconocida. Se trata de (mencionadas por orden de importancia numérica) la Iglesia católica romana, con aproximadamente 35.000 fieles; la Iglesia baptista danesa, con aproximadamente 5.200 fieles adultos, y las comunidades religiosas pentecostales, con aproximadamente 5.000 fieles.

De entre las confesiones con menos de 3.000 fieles pueden mencionarse los Adventistas, la Iglesia apostólica, las confesiones reformadas de Copenhague y Fredericia, el Ejército de Salvación, la Iglesia metodista, la Iglesia anglicana, así como la Iglesia rusa ortodoxa de Copenhague. A ello hay que añadir las confesiones más distanciadas del cristianismo, como son los Testigos de Jehová, con cerca de 14.700 adeptos, y los Mormones, con aproximadamente 4.100 seguidores.

Fuera de la Iglesia nacional se encuentran, además, nueve confesiones luteranas libres reconocidas, de origen grundtvigiano. (Las comunidades inspiradas en Grundtvig con capacidad de elegir su propio párroco, así como otras comunidades similares, forman parte de la Iglesia nacional). La minoría alemana de Jutlandia del Sur está organizada eclesiásticamente, por una parte, en comunidades parroquiales dependientes de la Iglesia nacional con sacerdotes propios en las cuatro ciudades del sur de Jutlandia Haderslev, Aabenraa, Sønderborg y Tønder y, por otra parte, en seis confesiones luteranas libres que se encuentran fuera de la Iglesia nacional. De entre las confesiones con menos importancia numérica, aunque cristianas, cabe mencionar finalmente la Hermandad de Christiansfeld y la Iglesia Unitaria de Copenhague (la Compañía Eclesiástica libre), que en el año 1907 fue expulsada de la Iglesia nacional por rechazar una serie de dogmas cristianos fundamentales.

Confesiones religiosas no cristianas en Dinamarca

De entre las confesiones no cristianas organizadas en Dinamarca, la más antigua es la Confesión Mosaica, reconocida el año 1814, que cuenta con aproximadamente 3.000 fieles así como con una sinagoga en Copenhague.

Durante los últimos decenios del siglo XX, las confesiones no cristianas han estado dominadas por los inmigrantes musulmanes. A partir del número de ciudadanos extranjeros procedentes de los países musulmanes y residentes en Dinamarca, el número de fieles se calcula en unos 150.000 (2002), que se reparten entre un número de confesiones islámicas organizadas independientemente.