Skip to content

El clima en Dinamarca

La situación geográfica de Dinamarca, en la periferia del continente europeo, en la proximidad del océano y en plena zona dominada por los vientos del oeste, determina el clima del país.

Esta posición ofrece a Dinamarca unos veranos frescos con temperatura media de aproximadamente 16°C, y unos inviernos poco rigurosos con temperatura media de aproximadamente 0,5°C. Dinamarca está, pues, situada en la zona climática templada.

El viento sopla con mayor fuerza en invierno y menor en verano. Llueve durante todo el año, siendo las precipitaciones más abundantes en los meses de septiembre, octubre y noviembre y más escasas en febrero y abril.

La regularidad de las precipitaciones se debe a la situación del país en la zona de los vientos del oeste, donde soplan, sobre todo vientos de componente oeste y suroeste. Las series de bajas presiones (ciclones), que a menudo se forman en Terranova, están en el origen del tiempo cambiante que caracteriza Dinamarca: es, por ejemplo, típicamente danés que, en cuestión de días, el tiempo pase de una lluvia regular seguida de un frente cálido, a un tiempo despejado o ligeramente nebuloso, eventualmente acompañado por alguna llovizna en las subsiguientes masas de aire más cálido.

Finalmente, el paso del frente frío provoca precipitaciones en forma de chubascos violentos, seguidos por un cielo despejado con pocas nubes.